Blog 76. Agradecimiento a la Dedicación

24 Mayo          Blog 76: It doesn’t matter whether it’s Saturday 11pm or Sunday 11am, you will still have to reassure the guest that you are there to serve them, even as a last minute order. Never say no, just find a solution. 99% of the time, guests will appreciate you with a we’ll be back. Thank you Roxy, nice touch. I really enjoyed this moment.

Pido a los que han llegado hasta aquí no aburrirse de leer historias. Tanto ustedes como yo sabemos que estamos casi llegando al final. Admito que ya estoy echando de menos esta etapa y pensando cual será mi próxima aventura. Algo está por seguro, no será en este gran país.

Mi memoria volvía a trasladarse en tiempo hasta aquel día de una mañana de domingo… Llegaría más temprano de lo usual para tomar un set de fotos al mise en place de aquel antipasto. Quería que las fotos subidas a la red llegaran puntuales a las 11:30am con slogan BREAKFAST + LUNCH significado diminutivo referente al brunch. Y de eso se trataba, nuestro nuevo producto de domingo estaba listo.

Me recibía Roxi, aquel que en jugada maestra había cambiado su shift y el de su team a horario fijo de mañanas; aquel cuya única responsabilidad era mantener y cuidar cada y cuanto detalle llevara aquel buffet. Se le daba muy fácil, dada su experiencia en hoteles y presentaciones de buffet, hasta que decidiera seguirme. Tenía claro que ese horario de oficina de banco que le había dado casi como un obsequio no era gratis, sabía que tenía un deber de gran importancia. Debía reportarme los casi 350,000rmb de pago de salario de staff de deCanto. Hoy, 5 de septiembre, cuando escribo las historias de este blog, es el cumpleaños de este Shanghainés. Vaya coincidencia, hoy también este blog se vuelve como un regalo.

Roxy

Habían sido muchos años de trabajo juntos, de visitar Cuba, de asistir a su boda, de llamarme Ricardo quizás con el mejor sonido de una R en expresión de su magnífico nivel de inglés.  ‘You can check. It’s ready!’ ‘Ok. After my coffee’. Mi tono iba ligado al cansancio de las 80 horas que había cubierto en la semana, más al mal humor por haber dejado mi paraguas de golf en el taxi de turno. ‘By the way, who is the guest?’

Sinceramente esperé no me oyera aquel señor de jeans, camisa de finas, verticales listas azules a tres cuartos, pero sí me daba cuenta que fue capaz de reconocer que alguna corbata estaba en el piso, aunque por ser domingo esta no se pondría bajo ningún pretexto. Casi dejando a Roxi con palabra en boca me dirigía a paso de soldado hacia él. ‘Buen día señor, ¿puedo ayudar? ¿Le sugiero un agua? ¿Café? Nuestro brunch estará listo dentro de diez minutos por si desea esperar.’ ‘Venga’ insistí, ‘le explicaré nuestra oferta’. Me separaba un poco, quizás evitando que algún aroma a sambuca le diera idea que una noche de fiesta había pasado. ¡Ojalá!

Mientras le explicaba, mi café adquiría un color marrón opaco muy lejos del negro brillante al salir de la máquina Lavazza. Nuestro café, de excepcional aroma y fortaleza en su grano, veía con disgusto como la espuma marcaba el borde de la taza y desaparecía de la superficie del café. Mi explicación se interrumpía cuando llegamos al postre. El postre era el punto débil de aquel montaje. Sabía bien como me había sentido a la salida por maternidad de aquella excepcional pastelera que respondía por el nombre de Crystal.

‘¿Cree usted que pueda tener una torta o un cake para diez personas?’ Uh, miraría a Roxi confirmando la respuesta de algo que ya sabía, ‘Ricardo, aquí anoche no quedó nada.’ La conversación no escapó del oído del que solicitaba, ‘No se preocupe Ricardo, iremos fuera. ¡Escogeremos la mejor de las pastelerías e incorporamos el costo a su check! ¿Le parece?’

Su mano derecha buscaba en su billetera un color rojo entre muchos colores verdes, con dos dedos al estilo tijera sacaría un billete de 100rmb. ‘¿Será suficiente?’ preguntaba. ‘No se preocupe y disfrute de su almuerzo. Por cierto, ¿cuál es el nombre del homenajeado?’ ‘George, se llama George.’ ‘Thanks.’

Caminábamos cuatro pasos cuando Roxi me mostraba su GPS, ’25 minutes away, plus traffic’. El punto rojo más cercano sería Nanjing Xi Lu. Sin sumarle la habilidad, edad, y deseos del taxista, que los hay desde excelentes hasta… perfectamente tomaríamos hora y media hasta regresar. ‘Hay que resolver esto Roxi. No me importa, he dado mi palabra. Aunque tenga que hacer de pastelero yo, tendrán su pedido.’ Al mismo tiempo tomaba con cuidado y seguridad aquella taza con el desecho del amargo, y evitando salpicar mi camisa blanca Tommy Hilfiger de domingo, lograba que se perdiera de mí vista a través de los agujeros del acero inoxidable del fregadero.

Esa mala costumbre de chequear todo 2 veces te saca de más de un problema. Es tan verídico como que en la nevera central había seis tablas en espera de su final preparación para el postre de la noche. ‘Roxi, aquí está nuestra tarta. Pícala, decórala, crea. Sorpréndeme.’ Constituía un reto a alguien que no diría que no, más aun cuando le dijera que se quitara su gorro, que no le dejaba pensar. ¡Solo que no la haría del todo el solo!

Tomaba un cuchillo de pastelero y a velocidad de láser cortaba perfectamente el área que me permitía un plato de presentación. ‘¡Ahí tienes!’ Polvo de chocolate, mangos y kiwi, darían un toque de color y brillo. La textura a base de nata era la parte más difícil de dejar lo más perfecta posible. Entre más le ponía, menos se lograba. Es un arte, este de hacer que las paredes laterales se mantengan en pie. Al fin se logró.  ‘¿Qué falta?’ ‘¿Cómo que qué falta Roxi? Falta mi café y que le lleven la tarta al cliente’, ‘No Ricardo, falta el nombre y ¡aquí no cabe! Yo no sé usar la manga.’ ‘Aléjate del pánico, ya casi estamos saliendo.’

Y así fue como aquella bonita presentación llegaba a la mesa y como prueba una foto única. Las palmadas y el coro de felicidades dejaban a todos allí diciendo ‘gran pastelero tiene el restaurante’.

A los clientes no les importa qué fecha, hora, o día de la semana es. Solo debemos dar y satisfacer lo que ellos necesitan.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s